Atracción de inversiones, generación de empleos y apoyos a quienes más lo necesitan

Prioridades de la propuesta de egresos e ingresos para 2022, aseguran funcionarios

Mérida, Yuc., 5 de diciembre.- El Poder Ejecutivo estatal tiene como prioridad, en su propuesta de egresos e ingresos para 2022, la recuperación de la economía de las familias yucatecas, la atracción de inversiones y de turismo, así como la protección al medio ambiente, que contribuyan a la generación de empleos mejores pagados, expresó la Secretaria General de Gobierno, María Dolores Fritz Sierra, durante su comparecencia, hoy, diputados integrantes de la LXIII Legislatura, en la que participaron también, la Secretaria de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya, y el Director General de la Agencia de Administración Fiscal, Fernando Rosel Flores.

La funcionaria recalcó que la iniciativa presentada este día busca seguir transformando para bien a Yucatán: “Es un presupuesto alineado a una política de austeridad, disciplina fiscal y el equilibrio financiero, que contempla el impulso a la reactivación económica y el fortalecimiento a la red de protección social, salud, educación y seguridad, así como la protección al medio ambiente, con la seriedad y compromiso que estos temas requieren”, explicó.

Los tres funcionarios coincidieron en que esta propuesta fue aprobada de manera unánime, por los integrantes del Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto, integrado en su mayoría por representantes de sociedad civil, cámaras empresariales y áreas productivas, academia, colegios de profesionales y expertos en administración y finanzas, quienes la analizaron y aprobaron, luego que la envió el Gobernador Mauricio Vila Dosal al Congreso local, para su análisis y posterior aprobación.

Fritz Sierra agradeció la contribución y compromiso de cada integrante del Consejo, quienes han destacado la excelente labor que la presente administración realiza para disminuir en lo posible los gastos y ajustarse a los recursos disponibles, para continuar impulsando el desarrollo del estado.

Este presupuesto, informó, continuará con la política de no aumento salarial para mandos medios y altos de la administración pública; por el contrario, añadió, la inversión pública crecerá 133% y los municipios también serán favorecidos por 6.1% más.

En esta propuesta se plasma la convicción del Gobierno de usar, de forma responsable, honesta y transparente, los recursos que son de toda la entidad, como se ha hecho desde el principio de la presente administración, que le ha valido las calificaciones más altas de la historia en esta materia, de acuerdo con diversas calificadoras internacionales que así lo avalan.

Rosas Moya, titular de la SAF recordó que, desde el año 2018, Yucatán ha sufrido recortes federales, lo cual ha obligado a la actual administración a tomar una serie de medidas para compensar esa falta de recursos, sin dejar de atender las prioridades y sin poner en riesgo las finanzas estatales.

Enfatizó que, a pesar de los recortes, el embate de la pandemia y los 6 fenómenos naturales que afectaron en los últimos 2 años, vamos bien, y así lo demuestran los hechos y las cifras y resaltó que el Gobierno actual ha aprendido a lograr más con menos y enfrentar eventos extraordinarios con recursos ordinarios, todo un reto para una administración estatal.

Respecto de los recortes presupuestales que ha sufrido el Estado, Rosa Moya recordó que, en los últimos 3 años, desde 2018 hasta 2021, la reducción fue de 21%, que se traduce en 5,127 millones de pesos menos, a pesar de que la población y las necesidades siguen aumentando y para reducir el gasto total y mantener el equilibrio en las finanzas estatales, se implementaron diversas medidas para compensar la falta de recursos, por lo que, este año, se dejó de gastar 7,000 millones de pesos, a fin de mantener la estabilidad, como el Plan de Austeridad y recortes en el gasto administrativo, sin afectar la operación y servicio públicos, además de que se mantuvo suspendidas actividades no esenciales.

Sin embargo, explicó, esas partidas ya son indispensables para reactivar la parte operativa del Gobierno, como limpieza y mantenimiento, entre otros. Para lograr el ahorro de 1,900 millones en 2020 y de 2,291 millones este año, dijo, se realizaron varias acciones, como la reingeniería administrativa, para eliminar entidades y plazas.

Rosas Moya abordó otros temas como no incremento salarial a mandos medios y superiores; la Modificación del Contrato del PPS del Gran Museo del Mundo Maya, con el que logramos una reducción de 1,500 millones de pesos; gestiones en torno al caso del Hospital de Ticul, con lo que se evitó el pago de 2 sentencias en contra del Gobierno del Estado: una por 600 millones de pesos y otra por 62 millones y destacó que los ejes centrales del Presupuesto 2022 serán el de la reactivación económica y la generación de empleos mejor pagados, ya que urge mejorar el ingreso de las familias yucatecas e inyectar más recursos en los hogares, a través de la creación de empleos formales, con las debidas prestaciones de salud, seguridad social y acceso a créditos de vivienda, en beneficio de los trabajadores.

El Director General de la AAFY dio detalles sobre las reformas a la legislación correspondiente, así como adecuaciones que se contempla para el presupuesto del próximo año, entre las que se incluye la adición de 15 derechos, reformar 14 y abrogar 4, a fin de fortalecer el marco jurídico y adecuarlo a la realidad actual; informó que, en el proyecto presupuestal, se contempla 2 nuevas contribuciones verdes, una por la Emisión de Gases a la Atmósfera y otra por los Contaminantes al Suelo, Subsuelo y Agua, dirigidas a empresas que trabajen con este tipo de sustancias, para incentivarlas a invertir, por ejemplo, en plantas de tratamientos de agua.

Con estas nuevas disposiciones para mitigar el cambio climático y salvaguardar la calidad del aire y el subsuelo del estado, las empresas que emitan gases contaminantes o que apliquen residuos, sólidos o líquidos al subsuelo tendrán que cubrir las respectivas obligaciones tributarias, puntualizó el funcionario estatal y explicó que dichas contribuciones no las cubrirán los ciudadanos, sino las empresas y en el caso del estado solo existen alrededor de 150 compañías, la mayoría multinacionales, que emiten este tipo de contaminantes, ya sea al agua, al aire o al subsuelo.


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx