La Orquesta Sinfónica de Yucatán, Patrimonio Cultural del Estado

Solicitud, mediante iniciativa de Ley, presentada por MC

Mérida, Yuc., 18 de noviembre.- Las diputadas integrantes de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano, en voz de María de los Milagros Romero Bastarrachea, presentaron  una  Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se  crea la Ley que Declara a la Orquesta Sinfónica de Yucatán Patrimonio Cultural del Estado d Yucatán y Crea la Entidad “Organismo para el Impulso y Continuidad de la Orquesta Sinfónica de Yucatán Adolfo Patrón Luján”.

Romero Bastarrachea señaló que la iniciativa propone declarar a la Orquesta Sinfónica de Yucatán como patrimonio cultural del estado en relación a su trayectoria y méritos, y crear una entidad paraestatal, que sea organismo ejecutor y supervisor de acciones relacionadas con la política pública en materia de música sinfónica en el estado, que determine los enfoques y programas a adoptarse para el fomento, difusión, promoción, preservación, impulso y permanencia de nuestra sinfónica.

El fomento sinfónico en nuestro estado, dijo, a través de la consolidación de nuestra Orquesta Sinfónica de Yucatán, ya es cuestión emérita, tomando en cuenta que se califica como “emérito”, aquél que disfruta, de una recompensa o distinción, por ser notable en logros. La Orquesta Sinfónica de Yucatán, merece reconocimiento, después de más un siglo de historia recorrido en el que ha conseguido presentarse en los más notables escenarios de nuestro país, acompañar y ser parte de eventos de talla internacional, y aportar al desarrollo cultural en Yucatán.

La iniciativa que se presenta es fruto de una inquietud histórica, cuyo camino recorrido, trayectoria y logros, merecen reconocerse, y cuyo futuro y destino merece consolidarse, dijo.

Recordó que el primer concierto sinfónico se ofreció en Yucatán el 17 de septiembre de 1898. Y en 1908 se funda la primera Orquesta Sinfónica del Estado, bajo la batuta de su fundador Don José Jacinto Cuevas, teniendo  de escenario sede, el renovado Teatro José Peón Conteras; sin embargo e infaustamente, es bien sabido que  las manifestaciones bélicas de una revolución tienden a detener todas las manifestaciones artísticas y culturales, no siendo la orquesta sinfónica la excepción, volviendo a gestarse un intento serio de la consolidación de la Orquesta Sinfónica de Yucatán en 1922 bajó el arropo del en su momento Gobernador Felipe Carrillo Puerto, siendo el infortunio de su muerte compartido con el destino de la agrupación.

Como parte de la exposición de motivos para la propuesta de esta iniciativa, la Dip. Romero Bastarrachea dio a conocer los siguientes datos históricos:

En 1925, se funda la Orquesta Sinfónica de Mérida, que tuvo varias presentaciones en el Peón Contreras, pero no consiguió afianzarse por falta de soporte económico; el siguiente esfuerzo fue en 1935, alcanzando mantenerse la Orquesta Sinfónica de Yucatán por tres años consecutivos, hasta 1938, año de su última temporada.

En la historia de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, se encuentra siempre una constante, su sede, el Teatro José Peón Contreras, magnífico monumento cultural de principios del siglo XX, y debe de seguir siéndolo. La Orquesta y el Teatro Peón Contreras han sido parte de la historia cultural y educativa que presumimos y de la que estamos orgullosos todos los yucatecos.

Así, y en virtud de que, desde las primeras manifestaciones sinfónicas en la entidad, hasta la actualidad, han tenido como constante el escenario del Teatro José Peón Contreras, se considera importante la declaración oficial de dicho recinto como su espacio sede para todos los efectos de ley. Así como darle el compromiso al Gobierno del Estado de Yucatán de facilitarle espacios para las presentaciones de la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Cuatro años después, en 1944, bajo el liderazgo de Don Daniel Ayala Pérez se fundó nuevamente la Orquesta Sinfónica de Yucatán, con el apoyo del Gobernador José González Veytia, desapareciendo la orquesta al final de su gestión.

Después de 25 años el impulso sinfónico reaparece y toma bríos en la administración del Gobernador Carlos Loret de Mola, dando su concierto inaugural el 15 de septiembre de 1975, logrando permanecer hasta 1982.

Inicio de la actual etapa de la OSY

El silencio orquestal permeó en Yucatán casi dos décadas, hasta que en 2001 entusiastas de la música, liderados por Don Adolfo Patrón Luján, deciden crear el Patronato para la Orquesta Sinfónica de Yucatán, A.C., que durante casi veinte años ha sido el garante de la música sinfónica en nuestro estado, y ha provisto más de 70 millones de pesos al Gobierno del Estado, provenientes de cientos de ciudadanos, empresarios, fundaciones, y personas morales que en lo general se han sumado a la causa de que Yucatán cuente con una Orquesta Sinfónica.

El martes 18 de marzo de 2008, se crea el Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, mediante el cual, la sociedad civil y el Poder Ejecutivo del Estado, sellan el compromiso de sumar esfuerzos para asegurar la continuidad y estabilidad de la Orquesta Sinfónica de Yucatán como proyecto cultural y educativo.

La Orquesta Sinfónica de Yucatán, destaca en su trayectoria por haber acompañado en dos ocasiones al tenor Plácido Domingo, la primera vez, en el estado vecino de Quintana Roo, y la segunda ocasión, en “El Concierto de las Mil Columnas” realizado en la zona arqueológica de Chichén Itzá, en cuyo majestuoso recinto histórico también acompañó en “El Concierto de la Pirámide” a la ejecutante Sarah Brightman, y en dónde igualmente se participó con una magnífica introducción orquestal en “El Concierto del Sol” aperturando  al cantautor británico Elton John.

La Orquesta Sinfónica de Yucatán acompañó a “Los Niños Cantores de Viena”, en la presentación que hicieron en la ciudad de Mérida; al tenor mexicano Fernando de la Mora en Campeche, y al tenor peruano Juan Diego Flórez, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

Sus grandes presentaciones

La Orquesta Sinfónica de Yucatán, también se ha distinguido por sus producciones y coproducciones escénicas: con la Compañía Nacional de Ballet de Cuba  presentó “El Lago de los Cisnes” y “Coppelia”; con la Compañía Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, “Giselle” y el “Cascanueces”; en materia operística con el Gobierno de Japón la ópera “Yuzuru”, la cual fue presentada en el Teatro Peón Contreras, el Palacio de Bellas Artes, y en el estado de Guanajuato durante la trigésimo tercera edición del Festival Internacional Cervantino; en el Teatro Peón Contreras se han presentado las obras “Elixir de Amor”, “Rigoletto”, “Madama Butterfly”, “La Traviata”, “El Barbero de Sevilla”, “Don Pasquale”, “Carmen”, “Sansón y Dalila”,  “La Boheme”, “La Cenicienta”, “Las Bodas de Fígaro”, “Pagliacci”, “Don Giovanni”, “Cavallería Rusticana”; la puesta en escena de la zarzuela “La Verbena de la Paloma”, la cantata “Carmina Burana”.

Numeralia

Con el impulso y cobijo de Don Adolfo Patrón Luján, como Presidente del Patronato, la Orquesta Sinfónica de Yucatán desde 2004 ha realizado:

Más de 800 conciertos sinfónicos con más de 500 mil boletos vendidos.

82 funciones de ópera y 20 funciones de ballet.

18 conciertos en los teatros y foros más importantes del país como el Palacio de Bellas Artes, la Sala Nezahualcóyotl y el Auditorio Nacional en la ciudad de México; el Teatro Juárez y el teatro del Bicentenario en el Estado de Guanajuato; el teatro Morelos en Michoacán.

Al programa de formación musical continua “Sinfonízate” han asistido más de 20 mil estudiantes que cursan a partir del sexto grado de primaria hasta posgrado.

Es detonante económico del centro de Mérida cada vez que hay una función; hoteles, estacionamientos, restaurantes y comercios son beneficiarios directos de la oferta cultural de calidad.

Es de igual relevancia, señalar la labor pedagógica que realiza la mayoría de los músicos de la Sinfónica, en diferentes centros de enseñanza, tanto públicos como privados, propiciando la formación de nuevas generaciones de músicos yucatecos, quienes incluso han apoyado e incentivado a sus alumnos para la continuación de sus estudios instrumentales en las principales capitales musicales y culturales del mundo. Cada vez que la Orquesta Sinfónica de Yucatán trae un nuevo músico a nuestro Estado adquiere un nuevo maestro de música de calidad internacional.

Cabe mencionar que gran parte de los músicos que integran la Orquesta Sinfónica de Yucatán son Maestros de la Licenciatura en Música de la Escuela Superior de Artes de Yucatán y el hecho de que exista la Orquesta Sinfónica, permite traer a los formadores del talento musical del Estado.

De hecho, y para hacer énfasis, la existencia y calidad de las asignaturas de la Escuela Superior de Artes de Yucatán en materia de música, se encuentran íntimamente ligadas a la Sinfónica, ya que se convocan a músicos de los mejores conservatorios a presentar audiciones, y los que se quedan, también son maestros de la ESAY, y así pagan su estancia en México.

La OSY integra a niños y jóvenes en una gran familia

Y la Orquesta Sinfónica de Yucatán, es mucho más que conciertos.

Como parte integral de su actividad, la OPSY ofrece conciertos didácticos dirigidos principalmente a niños y jóvenes de distintos niveles educativos.

Don Adolfo Patrón Luján concibió este que es uno de los más entrañables programas sociales educativos estatales inspirados en la agrupación musical, el programa de formación musical continuo “Sinfonízate”, mediante el cual, niños de todas las escuelas, públicas y privadas, de todos los rincones del Estado, tienen un espacio en los ensayos, de los viernes, de la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

¿Y por qué en los ensayos? Porque es el momento en el que más se puede aprender, en ese momento, según lo concebía, el Director de la Orquesta dice los nombres de los instrumentos, menciona las secciones de la orquesta, habla de cuerdas, vientos, percusiones, de alto, bajo, de Do, La, Fa, pero principalmente, la enseñanza toral, es que la orquesta es como la sociedad, cada instrumento, si aprende a trabajar en equipo, genera música, genera armonía, base de la convivencia pacífica entre las personas, en palabras de Don Adolfo, “la formación y ejemplo que los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, le han brindado a niños y jóvenes, va más allá del sonido emitido por los instrumentos, ya que a ese niño o joven que ha observado a una orquesta, lo que está percibiendo es la convivencia en armonía; ya que se abren los sentidos a una realidad en donde cada instrumento tiene su espacio, su momento y los acordes se respetan entre sí, la música fluye como parte de un esfuerzo colectivo en donde los ejecutantes, cada uno con sus propias tareas, funciones y talentos confían entre sí y se sienten parte de un todo. La fe en los demás, en sí mismo, y la esencia misma de la fe, revelada en confianza, compañerismo, apoyo y soporte, se hacen presente en la armonía de cada presentación, la concordia, el arreglo, la avenencia y el compromiso fusionado, se manifiestan integralmente en una buena orquesta.” Y si algún niño sentía el deseo de tocar o dirigir una orquesta, sabe que, en Yucatán, en su Estado hay una.

Cabe recalcar, que el programa “Sinfonízate”, es único en el país; en Yucatán la Orquesta Sinfónica se encuentra dirigida y pensada en nuestros niños y en la juventud, en enseñar valores y cultura, es por tanto que se considera un proyecto del estado pedagógico de interés social, educativo y cultural que debe de ser prioritario, y que en virtud de las circunstancias que estamos viviendo debiese de seguir trabajando a través de las redes sociales para continuar con el proyecto y difundir los valores del respeto, el esfuerzo colectivo, la confianza, la fe, armonía, concordia, el arreglo, la avenencia y el compromiso.

Llevar la música sinfónica a las futuras generaciones, es sembrar la idea de que, como los músicos ejecutantes, los compositores de las obras, cantantes y bailarines, todos tenemos capacidades y talentos dirigidos a construir, inventar y crear cosas bellas, especiales, valiosas y armoniosas, como la misma naturaleza del alma del ser humano.

En virtud de ello, es que se ha determinado que el organismo que en este acto se crea, debe de permanecer, en una primera etapa bajo la coordinación del sector educativo, es decir, trabajar en conjunto y en equipo con la Secretaría de Educación del Estado de Yucatán, pues es su vocación. No obstante, cuando se considere consolidado el proyecto educativo, se podrán explorar diferentes etapas de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, puesto que es un proyecto público con muchas aristas, es parte de la oferta turística del Estado, es un atractivo más para los visitantes, turistas y residentes, también destaca, la bondad de detonar los servicios del centro histórico y de los lugares en los que se presenta, puesto que un evento de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, implica vida para los estacionamientos, para los restaurantes y para el comercio aledaño a sus presentaciones. Sin lugar a duda, es un proyecto de gran nobleza y capacidad de trabajar en diversos sectores en virtud de las necesidades del proyecto y del Estado mismo. Saben trabajar en equipo y podrán continuar haciéndolo.

La clase de los viernes, en el Estado de Yucatán, se daba en el Peón Contreras, y cientos de niños ocupaban sus asientos emocionados y atentos; la pandemia del Covid ha hecho que también esa aula, como muchas otras, los esté esperando. Sabemos, esperamos, creemos y tenemos fe, como la historia lo ha demostrado, que las circunstancias son transitorias, y que pronto todos los niños del estado podrán ocupar las butacas del Teatro Peón Contreras que los está esperando.

A esos niños les decimos: tienen su espacio, son sus butacas, es su orquesta, y va a seguir, para ustedes, por ustedes, por el futuro de la educación de nuestro Estado.

La Orquesta Sinfónica de Yucatán, dentro de su oferta cuenta con conciertos didácticos de naturaleza pedagógica dirigidos especialmente para educar a los niños para formarlos en cultura, educación y valores.

Y durante la pandemia los músicos de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, como lo hicieron sus colegas del Titanic, no dejaron de tocar. Los músicos de nuestra orquesta, desde sus casas comenzaron a dar presentaciones en línea, dieron clases de música y grandes disertaciones de historia musical, cada una con pasión y con entrega.

Luego de varios argumentos más, la Dip. Romero Bastarrachea señaló que, en el marco del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México, nos encontramos en el punto perfecto para conmemorar la historia emérita de nuestra Srquesta Sinfónica. Nuestro Estado de música y tradiciones tiene todo el derecho de consolidar el trabajo en beneficio de la cultura sinfónica. Este es el momento para un nuevo despertar de la identidad del alma de nuestra tierra, semillero de artistas.

Si bien el Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, implicó un voto de confianza de la administración pública al proyecto, hoy, se respalda el compromiso por la Soberanía del Estado al darle peso de Ley. Por lo tanto, el objetivo de la presente norma es garantizar la continuidad de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, lo cual no implicará una nueva estructura o egresos adicionales al Estado de los que ya se tenían con anterioridad, simplemente, lo que era un acuerdo del Ejecutivo, se eleva a fuerza de Ley, como un acto de apoyo al trabajo realizado, reconociendo la labor y el trabajo de cada uno de los gobernadores que a lo largo de este esfuerzo colectivo entre la ciudadanía y el poder público, han logrado que tengamos unas de las mejores orquestas sinfónicas del país. En especial, se reconoce la labor del Gobernador del Estado, Mauricio Vila Dosal, por continuar con el proyecto y arroparlo bajo su mandato, la niñez de Yucatán se lo reconocerán siempre.

La presente iniciativa de Ley se diseñó bajo el criterio legislativo de que la transición del  Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica de Yucatán se ejecute de la forma más natural posible para no irrumpir en la continuidad de sus acciones, los parámetros de creación del fideicomiso, los acuerdos tomados, estructura y demás instrucciones anteriores deben de prevalecer, ya que dentro de los componentes que permiten la existencia de la Orquesta Sinfónica, se encuentra el apoyo y participación de la sociedad civil organizada, en específico del Patronato para la Orquesta Sinfónica de Yucatán, ya que el objetivo primordial de la iniciativa, es elevar a Ley algo ya existente, proteger por medio de la norma la permanencia de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, protegiendo y reconociendo parte de la historia y patrimonio artístico y cultural de nuestro estado. El espíritu de la norma que aquí se presenta pretende ser aliciente, no freno a las actividades institucionales que actualmente se desarrollan.

Don Adolfo Patrón Luján, fue sin lugar a dudas el principal impulsor de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, de las artes, la historia y la cultura en el Estado. Fue el primer Presidente del Patronato para la Orquesta Sinfónica de Yucatán, en sus últimos años y hasta su último aliento lo dedicó a consolidar el Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica de Yucatán. En todas las funciones de la orquesta sinfónica, siempre era el primero en la fila, siempre tuvo la convicción de que el arte debería de ser democrático, el arte debía de llegar a todos y que todo niño merece la oportunidad de tener maestros de altura que lo enseñasen a soñar.

En alguno de sus discursos Don Adolfo señaló, “sin cultura no habrá progreso; la cultura es lo más democrático que existe, no distingue credo, raza, nivel socioeconómico o género, simplemente es el Resistol que nos une a todos, es la esencia de nuestra vida y por eso estamos llamados a defenderla y promoverla.”

Don Adolfo Patrón Luján fue un científico mexicano que creía en crear y fundar, pero principalmente consolidar. El nombre de Don Adolfo Patrón Luján siempre será recordado.


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx