San Lunes, oficial por disposición gubernamental

Mérida, Yuc., 28 de septiembre.- Este fue un San Lunes, con la aprobación gubernamental. Los comercios no abrieron, sin importar si sus productos son o no necesarios.

Sin considerar si son de primera necesidad o de poca importancia.

Hoy, como dicen de los albañiles, fue san lunes.

Y como consecuencia, los paraderos también cambiaron de lugar o la percepción de los usuarios fue esa.

El fotógrafo, desde muy temprano, tuvo que acudir al centro de la ciudad para realizar ciertas diligencias y ohh, triste realidad.

Nada estaba abierto…, perdón, uno que otro comercio o puestecito o estanquillo, como se le quiera llamar, estaba funcionando, por aquello de que “el hambre es canija”.

Dentro de las disposiciones, geniales disposiciones, para evitar los contagios por el Coronavirus, según informan los funcionarios públicos encargados de diversas tareas en las calles, como policías municipales, Amigos del Transporte –que por cierto, cuando cae la lluvia desaparecen- comentaban al que les preguntaba que las nuevas disposiciones de control de COVID-19 disponen el cierre de los comercios del centro de la ciudad, los lunes.

O sea, que el lunes, el CORONAVIRUS puede pasearse tranquilo por el centro histórico y calles aledañas, porque no tendrá de trabajar contagiando a nadie. O a los pocos que, por necesidad, tienen que salir para ir a sus centros de trabajo, que no estén en el centro de la ciudad.

Y aquellos empresarios que ofrecieron velar por la seguridad de sus trabajadores y por no dejarlos en abandono económico, pues tienen que pagar un día de sueldo a su personal, sin laborar.

Qué barbaridad, ahora el descanso clandestino, o permitido por costumbre, por decirlo de alguna manera, de los albañiles, se ha institucionalizado. (Fotos de Antonio Sánchez González)


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx