En la primera jornada de comparecencias por la Glosa del Informe, los "gritones" fueron amonestados por la Presidenta del Congreso de Yucatan

Sinfonía No. 7 de Beethoven y Cuadros de una Exposición de Mussorgsky-Ravel, con la OSY

Mérida, Yuc., 11 de febrero.- Dos obras maestras de la orquestación que constituyen creaciones cumbres de la música, la  Sinfonía No. 7 de Beethoven y Cuadros de una Exposición de Mussorgsky/Ravel serán interpretadas este fin de semana por la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

El Director Artístico Juan Carlos Lomónaco, indicó que las dos obras expresan lo mejor de la creatividad, capacidad y talento de sus autores.

El Director General del Fideicomiso Garante de la OSY, Miguel Escobedo Novelo y el propio Lomónaco, anunciaron el quinto programa de la Temporada de Conciertos enero-junio 2020.

Escobedo Novelo resaltó que la OSY ha posicionado a Beethoven como uno de los protagonistas centrales de la temporada, de tal forma que la orquesta y el público yucateco se suman a las conmemoraciones por el 250º aniversario de su natalicio.

El Maestro Lomónaco mencionó que la Sinfonía No.7 se estrenó el miércoles 8 de diciembre de 1813, en el salón de baile del Palacio Imperial vienés de Hofburg, donde Ludwig van Beethoven vivió uno de los más grandes triunfos artísticos de su carrera, ya que su exuberante sonoridad cautivó al público de la época.

Dos meses antes, el 19 de octubre de 1813, las tropas aliadas de Rusia, Austria y Suecia habían asestado en la Batalla de Leipzig un duro golpe al ejército francés de Napoleón, obligándolo a batirse en retirada. Incluso en Viena tenían claro que los días del déspota estaban contados.

No sólo los contemporáneos de Beethoven percibieron un aliento de liberación en la Séptima

Sinfonía. Muchos expertos actuales creen que el propio compositor, revolucionario y humanista comprometido, expresó en esta obra su alegría por el fin de la tiranía de Napoleón.

El finale de la sinfonía es una frenética danza saturada de una no menos frenética energía, centellante de bullicioso júbilo. Con justa razón reaccionó Romain Rolland contra el crítico que afirmó que Beethoven estaba ebrio cuando compuso ese movimiento: “Ciertamente que es la obra de un ebrio, pero ebrio de poesía y de genio”.

Respecto de Cuadros de una Exposición, el titular de la OSY indicó que mediante una genial

escritura pianística, su compositor, el ruso Modest Mussorgsky, alcanzó una perfecta descripción musical de cada una de las diez imágenes elaboradas por el pintor Viktor Alexandrovich Hartmann, su amigo.

Un año después de la muerte del pintor, a modo de homenaje, las autoridades de la Rusia zarista organizan una exposición en la Academia de Bellas Artes de San Petersburgo con una retrospectiva de más de 400 dibujos, acuarelas, apuntes de vestuarios, ilustraciones y otras obras de Hartmann.

El compositor asistió a dicho evento realizado entre febrero y marzo de 1874 y, conforme a la propuesta del reputado crítico, Vladimir Stasov, uno de los organizadores, decide rendirle un homenaje musical intentando plasmar con sonidos algunas de las imágenes allí representadas.

La obra, inicialmente denominada Suite Hartmann, mediante una genial escritura pianística alcanza una perfecta descripción musical de cada una de las diez diversas imágenes.

Tras la publicación de la obra escrita para piano, han sido numerosos los compositores que han querido realizar una versión para orquesta de los Cuadros de la Exposición: Leo Funtek.  Leonidas Leonardi, Sergei Gorchakov, Leopold Stokowsky y Vladimir Ashkenazy, entre otros, todos ellos con interpretaciones de gran interés, pero es la orquestación del francés Maurice Ravel, estrenada en 1922, la que ha alcanzado mayor fama.

Los boletos, a costos de 100, 150, 200 y 250 pesos están disponibles en las taquillas del  teatro Peón Contreras o bien pueden adquirirlos mediante compra en línea a la página web  www.sinfonicadeyucatan.com.mx. (Fotos Antonio Sánchez González)


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx