En la primera jornada de comparecencias por la Glosa del Informe, los "gritones" fueron amonestados por la Presidenta del Congreso de Yucatan

Reintegran a su hábitat 3 tortugas marinas, tras seis meses de rehabilitación, en Progreso

Son dos ejemplares de carey y uno verde que se encontraron varados en la costa

Progreso, Yuc., 17 de diciembre.- Luego de seis meses de tratamiento médico en las instalaciones del Centro de Estudios del Mar (Cetmar), tres tortugas marinas fueron reintegradas a su hábitat, tras ser dadas de alta, con el respaldo de la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Estudiantes y docentes del Cetmar, junto con personal de la dependencia y el apoyo logístico de la Secretaria de Marina Armada de México, prepararon a estos animales para su liberación, tras ser hallados en zonas de la costa yucateca, con distintos daños y lesiones.

Para ser reintegradas al mar, su recuperación fue seguida de cerca, y finalmente tuvieron que pasar una revisión especial que garantiza que pueden alimentarse por sí mismas en un entorno natural y que médicamente están aptas para sobrevivir. 

Aunque llegaron en diferentes circunstancias, permanecieron “hospitalizadas” cerca de seis meses bajo lestricta observación. “Llegaron en una condición baja de peso y con deshidratación”, se explicó.

Para su rehabilitación, se les hizo un chequeo diario y se les alimentó dos veces al día, a fin de verificar cuánto consumen y, obviamente, si su estado clínico requiere de antibioterapia o de cualquier otro tratamiento consecutivo.

El traslado al embarcadero de la Marina fue más complejo de lo que se previó, ya que, por la notable mejoría en su estado de salud, los quelonios tenían más fuerza en sus movimientos y ofrecían mayor resistencia a la manipulación.

Los ejemplares reintegrados al mar fueron una tortuga de la especie carey hembra en edad adulta, de 45 centímetros de caparazón, la cual fue atendida por situación de varamiento en la zona de Chuburná Puerto y presentando cordeles de pesca enredados en el cuello.

El otro correspondió a una de la especie verde en edad juvenil de 32 centímetros de caparazón, también en situación de varamiento, en Chelem, con huellas y lesiones que corresponden a un golpe de lancha.

La otra es de la familia carey, en edad juvenil, de 17 centímetros de caparazón, que fue reportada y encontrada en Progreso. Su diagnóstico reveló una alteración notable en el calor corporal con características de temperatura baja. Los tres ejemplares son considerados como especie en peligro de extinción.

Por tratarse individuos de distintos tamaños, se utilizaron diferentes técnicas para su traslado a la embarcación y con ayuda de todas las instancias mencionadas, se logró un reingreso exitoso al mar, frente a las costas de Progreso.

El bote de la Marina que llevó a los especímenes se adentró siete millas náuticas para liberarlos, pues se determinó que ese punto cuenta con características favorables para la reintegración y adaptación adecuada de los quelonios a su hábitat, permitiendo su desarrollo y posterior crecimiento.


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx