“Creatividad” de la Iglesia para nuevos ministerios en la Amazonía

Que respondan a las necesidades de los indígenas

Ciudad del Vaticano, 9 de octubre.- La llamada a una mayor participación de los laicos en la “creación de nuevos ministerios que respondan a las necesidades de los pueblos amazónicos” es también parte de una perspectiva sinodal: la Iglesia “debe ser creativa” al proponer un ministerio multiforme entre los indios y los pueblos de la selva, se señaló en la 5ª Congregación General del Sínodo para la Amazonía.

Esta mañana se elevó una oración especial por la difícil situación en Ecuador desde la Congregación del Sínodo.

Falta de sacerdotes

“Cuando se habla de la propuesta de los viri probati, no significa cambiar la ley eclesiástica, pero sí puede significar, según el proceso de discernimiento sinodal, que esta ley, como toda ley humana, puede aceptar excepciones en situaciones concretas”, ha aclarado Paolo Ruffini, prefecto del Dicasterio para la Comunicación, este mediodía en la rueda de prensa sobre la tercera jornada del Sínodo Especial para la Amazonía.

“Es necesario un cuidadoso discernimiento por parte de los obispos para que no se excluya a priori ninguna solución, ni siquiera la de la ordenación de hombres casados”, han dicho en el aula sinodal, y se ha mencionado que “la falta de sacerdotes en la Amazonía no está conectada con el celibato, la ordenación de personas casadas podría no resolver el problema”, ha añadido. “Se citó también a Mateo 9, 8. Se ha debatido sobre por qué no hay vocaciones, ¿dónde nos perdimos?”, ha declarado Ruffini.

Formación misionera con identidad amazónica

En la 5ª Congregación general del Sínodo se dijo que hace falta una “formación misionera con una identidad amazónica, una formación integral e integrada, para que surjan misioneros amazónicos”.

Se escuchó entonces la petición de muchos seminaristas de una “formación afectiva para curar las heridas causadas por la revolución sexual: hoy muchos quieren redescubrir y conocer el valor del celibato y la castidad”. La Iglesia no se queda callada al respecto, sino que ofrece su tesoro: la doctrina que transforma los corazones.

Paolo Ruffini ha indicado que se ha hablado de un “diaconado permanente de los indígenas” para “dar plenitud del Espíritu Santo a la actitud de servicio propio de los pueblos indígenas”, y ha continuado: “Está claro que las funciones que se pueden confiar a los diáconos permanentes son diferentes: El ministerio de la Palabra en su propio idioma, en segundo lugar, el ministerio de la santificación, administrando el Sacramento del Bautismo, presenciando la celebración de los matrimonios, bendiciendo las casas, las cosechas, los enfermos, el ministerio de la caridad, etc”. Se ha hablado de la formación del diácono permanente, de la familia y de la esposa del diácono, ha señalado el prefecto de Comunicación del Vaticano.

“Los ritos no hay que traducirlos, sino adaptarlos. Por ejemplo, el Bautismo, en la Iglesia se interpretaba de una forma opuesta por los indígenas, porque los demonios no entran en la Iglesia en la cultura indígena. Prestar atención y no pensar que lo que califica la vida cristiana es el ministro ordenado. Donde se reúnan dos o más personas en nombre de Jesús, ahí está la Iglesia de Jesús”.

Un ministerio laico femenino

Al mismo tiempo, se acordó que debemos “combatir la violencia generalizada contra las mujeres” y se lanzó la idea de establecer un ministerio laico de mujeres para la evangelización. “Es necesario promover una participación más activa de las mujeres en la vida de la Iglesia desde una perspectiva samaritana”.

Asimismo, la salud integral de la Amazonía es una de las preocupaciones expuestas esta mañana en el aula de los Padres sinodales. El modelo de desarrollo del capitalismo que devora la naturaleza, los incendios que están destruyendo las regiones, la corrupción, la deforestación y de hecho, los cultivos ilegales amenazan tanto la salud de las personas como la de la tierra y la de todo el planeta.

Ministerios ecológicos

Por su parte, el padre Giacomo Costa, secretario de la Comisión de Comunicación del Sínodo de los Obispos, ha “destacado la “necesidad de valorar y hacer surgir ministerios con perfiles que nos permitan reconocer los carismas personales de una forma más estructurada, es decir, laicos con una estabilidad y reconocidos públicamente debido al servicio que pueden brindar a la Iglesia”.

Así, se propone la “creatividad de la Iglesia” sobre nuevos ministerios para responder mejor a las necesidades de los pueblos amazónicos, ha indicado el padre Costa. En este sentido, se ha marcado una perspectiva de la “conversión ecológica”, la idea de los “ministerios ecológicos” que se podrían confiar a los laicos.

“Por supuesto, esto implica también promover los ministerios laicales teniendo en cuenta la capacidad y sensibilidad de las mujeres como verdaderos sujetos eclesiales al servicio de la comunión y de la evangelización y la atención al mundo del sufrimiento”, ha sugerido el padre Costa.

“No se trata de reivindicar cosas, sino de reconocer cosas que ya se están viviendo, y este rol que se reconozca con una mayor estabilidad, con una mayor fuerza”, aclaró.


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx