Los resultados se verán el domingo, en las urnas

Moreno: vamos a ganar; Ortega; confiamos en la militancia: Piñón, no se dejen engañar

Ciudad de México, 7 de agosto.- Al término del segundo y último debate entre los tres candidatos a la Presidencia del CEN del PRI, vimos a dos contendientes: Ivonne Aracelly Ortega Pacheco y Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, La tercera contendiente, tuvo una gris participación, al grado de que, en cuanto terminó su última intervención, mientras los moderadores agradecían la participación de los candidatos, ella se retiró, sin más.

Ortega Pacheco y Moreno Cárdenas hablaron de un partido que atiende a todos sus militantes, de un partido abierto, de la paridad de género, de la capacitación, de evitar la violencia contra las mujeres.

Del principal legado del Partido que es atender las demandas de los ciudadanos, del puente que debe existir entre la militancia y los dirigentes del partido, pero lo más importante, dejar de ser un PRI de escritorio y volver a ser un PRI de territorio.

También coincidieron en la importancia de que el PRI sea un partido de oposición firme, y lo más importante, recuperar la credibilidad.

A lo largo del debate, muchos de los asistentes abuchearon a Ortega Pacheco y los mismos festinaron las intervenciones de Moreno Cárdenas y el ambiente se hizo tan tenso que los moderadores tuvieron que ser enérgicos, a grado tal que a una dama, visiblemente alterada, y vociferando en contra de Ortega Pacheco, le pidieron que se retire si no estaba de acuerdo con los planteamientos de los candidatos.

Los señalamientos de Ortega Pacheco respecto de la opacidad en el manejo de recurso durante el tiempo que Moreno estuvo en la gubernatura de Campeche fueron respondidos por el candidato con asuntos como la suspensión de la Zona Económica Especial, la crisis petrolera y que Campeche es el estado más seguro, y no así Yucatán.

Cuando Moreno Cárdenas señalo a Ortega Pacheco la opacidad en la adjudicación de una superficie superior a las mil hectáreas en su municipio, Dzemul, ella respondió que hay documentos que prueban que desde 1931 ese terreno es propiedad de cuatro hermanos, que son familiares.

En una de las ultimas preguntas respecto a su actitud si no resultan ganadores el próximo domingo, los tres coincidieron en señalar que el voto de la militancia los va a favorecer.

Hablaron, dieron a conocer sus puntos de vista, especialmente cómo quieren corregir el rumbo del partido tras los resultados del 11 de agosto y los ciudadanos esperamos que, concienzudamente, los priistas elijan –con entera libertad- a sus nuevos dirigentes porque no solo se juega el futuro de su partido como han coincidido, sino del país, pues no son hechos aislados sino impactan en todos los ámbitos de México.


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx