Anuncia OSY concierto con dos obras maestras de autores alemanes

Muerte y Transfiguración, Op. 24, de Strauss y Sinfonía No. 3 de Beethoven

Mérida, Yuc., 26 de marzo.- Con dos obras maestras de la música del siglo XIX, la Sinfonía No. 3 en mi bemol mayor Op. 55 de Ludwig van Beethoven y Muerte y Transfiguración, Op. 24 de Richard Strauss, la Orquesta Sinfónica de Yucatán presentará este fin de semana el octavo programa de su XXXI temporada de conciertos, en el XV año de su fundación.

Con el maestro Juan Carlos Lomónaco en el podio, la máxima agrupación musical del estado de Yucatán avanza en su consolidación como institución cultural con el respaldo del Patronato, el público que acude a los conciertos y el gobierno del estado.

El Presidente del Fideicomiso Garante de la OSY, Miguel Escobedo Novelo, y el Director Artístico de la Orquesta, el Mtro. Lomónaco anunciaron las presentaciones del 29 y 31 de marzo en el Teatro José Peón con las obras ya señaladas.

Lomónaco dijo que del compositor Richard Strauss, la OSY interpretará uno de los poemas sinfónicos más bellos del postromanticismo musical, Muerte y transfiguración, op. 24, compuesto en Múnich, Alemania, entre 1888 y 1889, y estrenado en Eisenach el 21 de junio de 1890 bajo la batuta del propio autor.

El Director  explicó que Strauss es un compositor representativo del poema sinfónico, tal como lo habían concebido Héctor Berlioz y Franz Liszt, que establecían un compromiso entre la poesía y la música, resuelto, eso sí, a favor de esta última.

Enfatizó que la idea literaria de la composición musical de Strauss reside en el más grande de todos los dramas: la muerte y su significado, lo que hay más allá de ella. El opus 24 nos presenta la victoria del espíritu humano por sobre la muerte inexorable del cuerpo.

El propio Strauss dejó apuntes sobre esta partitura que es infaltable en el repertorio de una orquesta sinfónica: “Se me ocurrió la idea de representar en un poema sinfónico la muerte de una persona que había luchado en pos de los más altos ideales, por lo tanto muy posiblemente un artista”.

Respecto de la Sinfonía No. 3 en Mi Bemol mayor Op. 55, Lomónaco explicó que Beethoven la compuso entre mediados de 1803 y mayo de 1804 como una entusiasta evocación de Napoleón Bonaparte, cuando éste era todavía primer cónsul.

Al enterarse que Bonaparte se había hecho coronar emperador, lleno de indignación rasgó la cubierta de la partitura en la que constaba el apellido del Gran Corso y la dejó titulada de este modo: "Sinfonia eroica composta per festeggiare il sovvenire d'un grand'uomo" (Sinfonía Heroica, compuesta para festejar el recuerdo de un gran hombre).

La primera audición privada de esta obra tuvo lugar en agosto de 1804 en la residencia del príncipe Lobkowitz y el estreno en público ocurrió en el Teatro An der Wien el 7 de abril de 1805.

El Mtro. Lomónaco explicó que estas dos obras son emblemáticas y generalmente forma  parte del repertorio de una Orquesta Sinfónica y al referirse específicamente a la Sinfónica deYucatán, señaló que es una institución musical que en sus primeros 15 años se ha fortalecido, ha crecido y los músicos han demostrado el interés por ofrecer obras musicales que cada vez les exijan un mejor rendimiento.

Escobedo Novelo señaló que los boletos, con costos de 80, 150, 200 y 250 pesos, para cada uno de los conciertos,  están disponibles en las taquillas del teatro o bien en compras en línea a www.sinfonicadeyucatan.com.mx


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx