Con músicos de trayectoria, presentará OSY Concierto para dos violines

Christopher Collins y Timothy Myall, dirigidos por  Robert Carter

Mérida, Yuc., 12 de febrero.-  Una de las obras cimeras de los conciertos para dos violines y orquesta, creada por el británico Malcolm Arnold a solicitud Yehudi Menuhin, uno de los más grandes violinistas del siglo XX, será interpretada este fin de semana por la Orquesta Sinfónica de Yucatán, que contará con tres músicos de primer nivel internacional: el maestro estadounidense Robert Carter, como director huésped, y los reconocidos virtuosos Christopher Collins y Timothy Myall, los solistas del concierto.

El cuarto programa es de los más atractivos de la XXXI Temporada de Conciertos, ya que además de la obra de Arnold (1921-2006), la Sinfónica interpretará dos obras maestras de la música: Obertura Trágica de Johannes Brahms y la Sinfonía No. 4 de Robert Schumann.

El Director General del Fideicomiso Garante de la OSY, C. P. Miguel Escobedo Novelo, y la presidenta del Patronato, Margarita Molina Zaldívar, presentaron a los artistas invitados al cuarto programa, quienes guardan una estrecha relación con la Sinfónica de Yucatán.

La presencia de Robert Carter, actual titular de la Orquesta de Las Colinas del estado de Texas, representa el retorno esperado, ya que a principios de 2015 dirigió a la Sinfónica de Yucatán en la interpretación de obras de Mozart y Beethoven, con una respuesta del público y la crítica.

Carter cuenta con una trayectoria admirable: fue director artístico de la Ópera de Chattanooga en 1974 y de la Ópera Regional del Sur en Birmingham, Alabama, en 1978. En 1981 fue nombrado titular de la Orquesta Sinfónica Cheyenne en Wyoming, en 1988 de la Sinfónica de Garland y desde el 2000 lo es de la Orquesta Sinfónica Las Colinas y de la Sinfónica Arlington.

Las orquestas nacionales de Ucrania, Ecuador, Guatemala, República Dominicana y Filipinas, así como de Francia, España, Polonia, Eslovaquia, Bulgaria, México, Colombia, Venezuela, Brasil, Corea y China lo han invitado en calidad de director huésped. También ha dirigido óperas en América y Europa.

En cuanto al primero de los solistas, destaca Christopher Collins, concertino de la OSY, de nacionalidad estadounidense, con estudios de violín y composición en Curtis y Juilliard, de donde obtuvo cuatro doctorados honorarios. Sus maestros principales fueron Dorothy De Lay, Arthur Grumiaux, Henryk Szeryng y Nathan Milstein.

Ha recibido los mejores premios en el Concurso Internacional Carl Flesch, el Concurso Internacional Tibor Varga, el Concurso Internacional de Violín JS Bach, El León D'or del gobierno francés, la Beca Guggenheim, el Premio Belga Americano y el Premio Fritz Kreisler.

Como Embajador Musical Oficial del Departamento de Estado de Estados Unidos ha tocado conciertos en todo el mundo, incluidas 40 giras de recitales en Asia.

El otro solista, el británico Timothy Myall, asistente de concertino de la OSY y maestro de violín en la Escuela Superior de Artes de Yucatán, realizó sus estudios de violín en el Trinity College of Music en Londres. Su dominio y talento le permitió ganar numerosos premios, entre ellos, el  The Sir John Barbirolli Prize for String Quartet, The Byram Jeejeebhoy prize for 'Outstanding Performance' y The Alfred Gibson Memorial prize.

Ha trabajado con diversas orquestas como The Brunel Ensemble, The BBC Concert Orchestra y Doyle Carte Opera.

De la vasta producción del prolífico autor Malcom Arnold, entre ellos los 25 conciertos, el elaborado para dos violines destaca por su innovador discurso y nivel técnico requerido, ya que fue compuesto en 1962 a solicitud del gran violinista de origen ruso nacido en Nueva York, Yehudi Menuhin.

La obra forma parte de la lista de los más importantes conciertos creados para dos violines y orquesta, entre ellos los de Johann Sebastian Bach, Arcangelo Corelli, Wolfgang Amadeus Mozart, Rob du Bois, Lukas Foss, Gustav Holst y Pablo de Sarasate, entre otros.

Respecto de la Obertura trágica, la obra del alemán Johannes Brahms, estrenada el 27 de noviembre de 1881 en Meiningen, región de Turingia, Alemania, junto con la Obertura Académica, resulta de gran atractivo musical por sus dimensiones sonoras y estructura de tres tiempos para una obra breve de tan solo 13 minutos.

Como broche de oro, la OSY interpretará la Sinfonía No. 4 Opus 120 del compositor alemán Robert Schumann, que la crítica considera como la cúspide de las creaciones sinfónicas del compositor, resultado de modificaciones hechas por el propio autor que le dieron lustre desde su estreno en desde su estreno en Düsseldorf en 1853.

Los boletos ya están disponibles en precios de 250, 200, 150 y 80 pesos tanto en las taquillas del teatro Peón Contreras como en compras en línea a la página www.sinfonicadeyucatan.com.mx


contador de visitas com
Agencia Informativa Peninsular
henequenales.com.mx